La verdad es que fué un placer disfrutar de esta semana de encuentro en la naturaleza con un grupo de personas deseosas de compartir y participar de este encuentro.

Yo no solo tengo la suerte de participar como facilitador sino que además me sirvió para estrechar lazos con mi sobrino. Un placer de semana.

En cuanto a los talleres no puedo decir otra cosa que fueron un placer, yo también andaba necesitado del directo y mas y mejor si es en la naturaleza.

Dos talleres: uno de movimiento expresivo y otro de masaje y movimiento :), un disfrute